bioetanol

Bioetanol de Maíz: de la oportunidad al negocio

bioetanolLa Argentina actualmente produce bioetanol para uso como combustible a partir de caña de azúcar; sin embargo, la producción a base de maíz se encuentra en plena fase de desarrollo y reviste una gran oportunidad. El problema con las plantas en funcionamiento, a base de caña de azúcar, radica en el aumento del precio de la materia prima, reduciendo el margen de rentabilidad, disminuyendo las inversiones y, por lo tanto, provocando la ralentización del desarrollo de la industria.

Distinto es el caso del maíz en donde muchas regiones carecen de rentabilidad en la producción del grano a causa de una serie de variables, como pueden ser los costos del flete o la falta de integración con los mercados regionales. Ejemplo de ello son las provincias de Salta y Córdoba, donde la rotación de cultivos exige la siembra de maíz pero sin beneficio económico para el productor. En el caso de Salta, los productores argumentan que los costos de flete ascienden al 40% del precio percibido, dicha situación podría haberse visto favorecida de haber crecido la actividad ganadera en la región pero, el no contar con grandes frigoríficos y no contar con habilitación de tierras (debido a la medida cautelar de la Corte Suprema en materia de desmontes), han actuado como freno a dicho crecimiento. En este contexto surge la posibilidad del bioetanol a base de maíz en la provincia de Salta.

El etanol presenta algunas diferencias importantes con relación a los combustibles convencionales derivados de petróleo. Las características del etanol permiten una combustión más limpia y un mejor desempeño de los motores nafteros, lo que conlleva a la reducción de las emisiones contaminantes. Asimismo, el proceso, además de generar un combustible de alta eficiencia y un menor impacto ambiental, no genera efluentes dañinos al medio ambiente y cumple con las normativas del Protocolo de Kyoto, reduciendo emisiones de CO2 .

El resultado del desarrollo de la industria del etanol a partir de maíz representa una mayor integración de la cadena agrícola, desarrollo de economías regionales, una alternativa para la diversificación y rotación de la siembra de cultivos y una oportunidad sumamente valiosa a la hora de alcanzar mayor diversificación de la matriz energética nacional.

Con la producción de un combustible alternativo, principalmente, y la generación de subproductos para alimentación animal, el bioetanol es una alternativa ya elegida por países como Brasil, USA, China y la Unión Europea. Brasil lleva el liderazgo, el corte obligatorio para sus naftas es del 20%. En el caso de USA, el 40% de la producción de maíz es destinada a la producción de etanol donde la nafta es cortada con 10%, incluso previéndose una posible ampliación de dicha cuota. Tanto la Unión Europea y China vienen avanzando con medidas similares.

La producción y uso de biocombustibles en Argentina ha generado un denominador de común apoyo y unión tanto en el gobierno como en el sector agrícola, quienes alientan la producción y expansión de los mismos.

En materia de biocombustibles, el bioetanol y el biodiesel lideran la producción y desarrollo, estando el resto aún en fases muy tempranas de madurez. El estado fomenta el desarrollo de estos combustibles para diversificar la matriz energética argentina y enfrentar los desafíos de abastecimiento, buscando reducir el volumen creciente de importación de combustibles ante una baja de la producción de hidrocarburos y sin aumentos significativos de la capacidad del parque refinador.

La Ley 26093 estableció para el 2010 la obligatoriedad del corte de naftas con un 5% de etanol y, para el caso del gasoil, con un 5% de biodiesel. En el caso del etanol nunca se llegó a cumplir con dicha cuota debido a la falta de inversión y a una demanda creciente de combustibles. Hoy en día la legislación de biodiesel ha establecido un corte del 7%.

La búsqueda de agregado de valor mediante la integración de la cadena productiva agrícola genera grandes oportunidades de negocio aportando al desarrollo industrial del país. A su vez se disminuye la dependencia hacia los hidrocarburos, diversificando la matriz energética y reduciendo el impacto sobre el medio ambiente.

Share on Facebook
Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “Bioetanol de Maíz: de la oportunidad al negocio”

Los comentarios están cerrados.