Lecciones de liderazgo de la expedición Shackleton

Está claro que el liderazgo no sólo se presenta en el ámbito laboral de la vida, sino también en muchos otros. Para esta semana nos pareció interesante compartir con nuestros lectores un relato sobre la experiencia de Ernest Shackelton, uno de los primeros exploradores que emprendió su viaje al polo sur en agosto de 1914.

La historia cuenta que lo comenzó siendo una expedición terminó convirtiéndose en una misión de sobrevivencia, principalmente causada por el hambre de gloria del capitán de la misma: Ernest Shackelton. La situación se complicó drásticamente cuando su barco quedó atrapado en los hielos antárticos y la tripulación comenzaba a dudar de la figura de su líder. Schackelton advirtió esto e iba acomodando sus acciones para continuar sosteniendo a su equipo y a la vez éste no pierda la confianza en él; por más que Shackelton también tenía dudas de si mismo.

Luego de la pérdida de su barco en el grueso del invierno austral, toda la tripulación logra llegar en los botes salvavidas a una isla al sur del continente americano donde son rescatados por un barco chileno en agosto de 1916. En vista de lo sucedido el relato cuenta que el capitán escribe a su mujer: “Ni una sólo vida perdida, habiendo estado en el infierno”.

Este es un claro ejemplo de las cualidades de un líder y cómo sus acciones impactan directamente en las acciones, tanto físicas como morales de sus seguidores.

Leer la nota completa aquí

Share on Facebook
Be Sociable, Share!

2 pensamientos en “Lecciones de liderazgo de la expedición Shackleton”

  1. Shackleton es un ejemplo bastante completo del liderazgo a un nivel superlativo de un hombre “corriente”. Fue “superlativo” en todos y cada uno de 20/30 atributos de liderazgo Lo he estudiado mucho. Confeccione un business case bastante completo y escribí un libro sobre el. Me entusiasma ver que es apreciado !!!

Los comentarios están cerrados.